Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Volver

Paddle surf invernal en la gran manzana

La atleta, aventurera, entusiasta del vino y editora Stefani Jackenthal nos lleva a navegar en paddle surf hasta la Estatua de la Libertad.

STEFANI JACKENTHAL - Periodista de aventura

La atleta, aventurera, entusiasta del vino y editora Stefani Jackenthal nos lleva a navegar en paddle surf hasta la Estatua de la Libertad.

Aunque a priori no lo pueda parecer, Manhattan es una isla con canales increíbles y con una comunidad de amantes del paddle surf que crece cada día. Durante las últimas dos décadas, el río Hudson en Nueva York se ha convertido en mi patio de recreo. Es como un santuario que me ofrece una pequeña vía de escape de la vida acelerada y de la rutina del día a día. Además, me ofrece la oportunidad de disfrutar de la naturaleza que afortunadamente, se encuentra en los alrededores de la ciudad. Desde allí, las vistas del skyline de Nueva York y de la Estatua de la Libertad son un espectáculo visual que se te queda grabado en la memoria.

Aprendí a navegar en kayak en 1998, en el río Hudson precisamente, ya que lo necesitaba para poder competir en el Raid Gauloises Adventure Race en Ecuador. En ese momento pensé que lo de remar iba a ser cosa de una sola vez. Siendo ex ciclista y triatleta competitiva, remar sonaba divertido y novedoso, pero estaba convencida de que la afición me duraría poco. No me podía imaginar que atraparía mi corazón y mi alma.

REMAR DURANTE TODO EL AÑO

En cualquier época del año, incluso en los meses más fríos, el río Hudson me llama. Es cierto que remar en invierno requiere de mucho esfuerzo y planificación, pero os aseguro que vale la pena. Yo no lo dudo ni un segundo, empiezo preparando todo mi equipo, y luego pedaleo sobre mi Schwinn de la década de 1970 (a quien llamo cariñosamente Cinnamon Girl) a lo largo del gélido río hasta nuestro embarcadero en el Muelle 84, en West 44th y el Hudson (tardo unos 15 minutos), donde guardo mi paddleboard y surf ski.

A priori, el panorama que me encuentro allí parece desalentador, frío y hostil. Sin embargo, cuando entro en el cálido y espacioso almacén, repleto de kayaks y SUP, me embarga la emoción, y me siento como una niña a punto de entrar en un parque de atracciones. No puedo esperar a lanzarme al agua.

Durante el invierno, mi amado Hudson está relativamente vacío, incluso en paz, algo que es de agradecer. A diferencia de los meses más cálidos, cuando el río bulle en un caos controlado con motos acuáticas, veleros, embarcaciones de pasajeros y estridentes lanchas recreativas que cohabitan.

RUMBO A LA ESTATUA DE LA LIBERTAD

Justo antes de Navidad, en un frío y tranquilo sábado del diciembre neoyorkino, a las 9:00 de la mañana, me subí a mi tabla de surf Pau Hana de 12'6" y empecé a remar desde el muelle. Iba bien preparada, abrigada y segura, aunque obviamente mi estilo no era demasiado chic: un traje seco color amarillo plátano, chaleco salvavidas, botines de neopreno de 7 mm, gorro de lana azul y unos guantes gruesos pensados para ir en moto de nieve.

Ese día una espesa neblina se cernía sobre el tranquilo río Hudson. Estiré el brazo hacia adelante, hundí mi largo remo de carbono en el agua (que estaba a menos de 4ºC), me deslicé más allá del enorme Intrepid Sea, Air & Space Museum, y me dirigí hacia el sur. El aire, aunque gélido, era refrescante, y mientras remaba más allá de la terminal del ferry y los muelles que flanqueaban el río, con los altos rascacielos de la Gran Manzana como telón de fondo, me embargó una sensación de absoluta libertad.

Afortunadamente, la neblina se disipó y el sol salió justo cuando crucé el río Hudson hacia el lado de Nueva Jersey. Después de pasar por el Colgate Clock, un imponente reloj de más de 15 metros de diámetro que se encuentra cerca de Exchange Place en Jersey City, mi destino apareció ante mis ojos. Allí estaba, la siempre imponente Estatua de la Libertad.

Veinte minutos más tarde, rodeé Ellis Island, que estaba llena de turistas. Sin previo aviso, el agua cristalina se arremolinó, por culpa de las estelas que dejaban los inmensos ferris anaranjados de Staten Island y Liberty Island, que periódicamente cruzan el puerto de Nueva York.

Cuando el canal se despejó, navegué a través de la bahía hasta la base de la Estatua de la Libertad. No importa cuántas veces la haya visto desde mi paddle surf o kayak, siempre me sorprende su majestuosa gracia y su tamaño. Me paseé a su alrededor durante un rato, mientras me balanceaba delicadamente sobre mi SUP y admiraba con asombro su magnificencia.

Después de una última mirada, inspiré hondo, viré mi tabla hacia el norte y remé de regreso a mi muelle. ¡Esta expedición de turismo acuático invernal de 21 km me dejó sonriendo para el resto del día!

SOBRE STEFANI JACKENTHAL

Stefani Jackenthal es una periodista de vinos y viajes de aventura, propietaria de NTS Wine Tasting LLC y atleta de resistencia de élite que ha competido e informado en todo el mundo. '¡De Detox a Retox!' es el estilo de vida y el nicho periodístico de Stefani.
NTS Wine Tasting LLC lleva a cabo catas de vino y clases divertidas e informativas de forma presencial y Zoom. Cada evento está diseñado a medida y con la cata de maravillosos vinos de todo el mundo, mientras se aprende sobre diferentes regiones vinícolas, variedades y cómo maridar con la comida.

Para obtener más información sobre Stefani, visita www.stefjack.com o su Instagram @StefaniJackenthal

Post relacionados

We believe that you are in United States.

Quieres cambiar a tu región?

You are currently on the Spain website. We recommend you choose your country so you can complete an online purchase.



You can also consult the other countries and languages. See all.

Selecciona tu ubicación

america
europa
Austria
Austria
Denmark
Denmark
Deutschland
Deutschland
España
España
France
France
Ireland
Ireland
Italia
Italia
Nederland
Nederland
Portugal
Portugal
Sweden
Sweden
United Kingdom
United Kingdom
Otros países
Internacional
Internacional
Sin tienda online

Newsletter

Regístrate en la newsletter y únete a la comunidad Orca

Ajusta tus preferencias para las comunicaciones en la configuración de tu cuenta

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión

Inicia sesión

¿Has olvidado tu contraseña?

Recuperar contraseña

Introduce tu dirección de correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para restaurar tu contraseña.

Encuentra tu talla

Te ayudamos a encontrar la talla de un neopreno ORCA. Rellena la siguiente información.

Pecho
Altura
Peso
Pecho
Altura
Peso

Cómo medirte tu mismo

Se recomienda tomar las medidas sin ropa.

Toma la cinta métrica y colócala en la parte más ancha del pecho.

Sitúa el inicio de la cinta métrica y rodea tu pecho, manteniendo la cinta recta, hasta encontrar el punto inicial.

Consigue un libro, un espejo de mano y un lápiz.

Quítate el calzado y cualquier accesorio que lleves en la cabeza.

Busca una superficie totalmente plana que tenga una pared lisa detrás.

Ponte de pie frente a la pared, con los pies juntos.

Pon el libro en la cabeza y presiona contra la pared. Guíate con el espejo para comprobar que está en posición horizontal y bien centrada. Marca con un lápiz en la pared la posición de la parte superior de la cabeza.

Una vez hecha la marca, sal de esa posición y coge una cinta métrica. Con ella debes medir la distancia del suelo a la marca que hiciste con el lápiz.

Súbete a la báscula, sin ropa ni accesorios y anota la información.

Encuentra tu talla