Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Volver

Cómo calentar y estirar después de nadar en aguas frías

Las sesiones de natación en aguas frías son, sin duda, un reto y toda una aventura.

Las sesiones de natación en aguas frías son, sin duda, un reto y toda una aventura. Por ello, es de vital importancia tener una pauta y unos hábitos que nos permitan realizar la actividad con una cierta seguridad y estabilidad.

En este artículo os damos algunos consejos centrados en la recuperación después de la actividad. Unas recomendaciones que seguro que agradeceréis la próxima vez que se os ocurra enfundaros el neopreno en pleno mes de febrero.

ABRIGARNOS NADA MÁS SALIR DEL AGUA

En realidad, prácticamente todo este artículo se basa en la recuperación de la temperatura corporal. Por muy preparados que vayamos, durante el nado en aguas frías, inevitablemente, nuestra temperatura corporal va a caer, especialmente en manos y pies. Esta recuperación de calor corporal se debe hacer progresiva y controladamente al terminar nuestra sesión, ya que el riesgo de hipotermia sigue existiendo una vez finalizada la actividad si no se recupera bien. Por este motivo lo primero que deberíamos hacer es cubrirnos ligeramente el cuerpo, con una toalla o albornoz, para empezar a coger temperatura. En caso de llevarlo, es mejor mantener el neopreno puesto los primeros minutos para no desestabilizar aún más nuestro sistema y, una vez notemos que empezamos a recuperar temperatura, quitárnoslo.

CALENTAR MANOS, PIES Y CARA

Estas tres son las partes más sensibles del cuerpo una vez acabada la actividad, por lo que es importante prestarles una especial atención para volver a sentirlas. Frotarnos ayuda a mejorar la circulación de la sangre hacia estas zonas, y utilizar cremas hidratantes puede ayudar a agilizar el ritmo de recuperación. Una vez se empiece a desentumecer la zona, podemos taparla con gorros, calcetines, guantes…

TOMAR BEBIDAS CALIENTES

Un termo de café, caldo o cualquier otra bebida caliente, tomada a sorbos pequeños, nos ayudará a mejorar la temperatura tanto por dentro como en manos y boca, lo que se agradece doblemente.

Tras unos sorbos, y habiendo realizado los pasos anteriores, seguro que la temperatura empieza a subir y ¡hasta puede que nos sobre ropa!

DUCHARSE CON AGUA TEMPLADA

Como ya hemos comentado, la recuperación de temperatura debe ser gradual, no forzada, y una ducha templada una vez empecemos a aclimatarnos nos va a relajar y ayudar a sentir otra vez aquellas partes que todavía se encuentran entumecidas.

REALIZA ESTIRAMIENTOS SUAVES UNA VEZ HAYAS RECUPERADO LA TEMPERATURA

Con el frío, los músculos estarán rígidos y contraídos, por lo que no conviene estirarlos nada más salir del agua. Es preferible recuperar primero la temperatura corporal, para después realizar la sesión habitual de relajación y estiramientos. Un buen momento para hacer estos primeros estiramientos suaves puede ser en la ducha, donde ya tendremos una buena temperatura. No debemos olvidar estirar los grupos musculares principales, como los músculos de la zona del muslo, glúteos y las zonas lumbares y de hombros, que sufrirán bastante con el frío.

MANTENERNOS ACTIVOS

Estar en movimiento durante un buen rato después de la sesión hará que tengamos un ritmo más alto en la circulación, ayudando a nuestro corazón a hacer llegar la sangre caliente a cada punta del cuerpo.

Esperamos que los consejos anteriores os ayuden a disfrutar un poco más de la natación, incluso en los momentos y lugares más inhóspitos de nuestro planeta.

SOBRE ALBERT LAMAS

Albert Lamas es entrenador, titulado por la Federación Catalana de Natación. Ligado a la natación desde joven, se considera un apasionado de este deporte que aún practica a nivel amateur, tanto en piscina como espontáneamente en aguas abiertas.

Además de haber estudiado ingeniería y trabajar en una consultoría informática, lleva más de diez años trabajando y formándose en el Club Natació Esplugues, en Barcelona, donde sigue aprendiendo y poniendo en práctica cada día todo lo que sabe para que los deportistas que entrena sientan el agua de la misma forma que lo hace él.

Post relacionados

País/idioma

Parece que no estás accediendo a orca.com en el país que corresponde. Por favor, indica el país y el idioma en el que quieres navegar.

Newsletter

Regístrate en la newsletter y únete a la comunidad Orca

Ajusta tus preferencias para las comunicaciones en la configuración de tu cuenta

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión