Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Volver

La caza de ballenas en noruega daña a las ballenas y amenaza a nuestro planeta

Aprovechando que hoy se celebra el Día Mundial de las Orcas, nos gustaría poner el foco en un problema que nos preocupa: la caza de ballenas. Nuestros amigos de la WDC nos explican en este artículo que la matanza de ballenas hoy en día sigue siendo un

Aprovechando que hoy se celebra el Día Mundial de las Orcas, nos gustaría poner el foco en un problema que nos preocupa: la caza de ballenas. Nuestros amigos de la WDC nos explican en este artículo que la matanza de ballenas hoy en día sigue siendo una realidad, y nos cuentan por qué esta persecución además de inhumana, es también perjudicial para nuestro medio ambiente.

VANESSA WILLIAMS-GREY -  Máxima responsable de la WDC en la lucha contra la caza de ballenas en Noruega

Es difícil escribir sobre la caza de ballenas en Noruega sin hacerse esta pregunta: ¿POR QUÉ? ¿Por qué uno de los países más ricos del mundo persiste en matar a cientos de ballenas minke cada verano, cuando su población ni siquiera está interesada en consumir su carne?

Antes de responder a esta pregunta es importante conocer brevemente la historia de la caza de ballenas en aguas noruegas, así como las prácticas actuales, destacando lo cruel e innecesaria que es esta industria, sobre todo teniendo en cuenta lo que sabemos ahora acerca del papel crucial que juegan las ballenas en nuestro océano.

CAZA DE BALLENAS EN NORUEGA: UNA BREVE HISTORIA

Los inicios: los balleneros noruegos han cazado ballenas en sus propias aguas desde los siglos IX y X. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XIX, la capacidad para matar se incrementó exponencialmente a medida que surgían nuevas técnicas y tecnologías, sobre todo el arpón con cañón y los 'barcos factoría' para procesar ballenas en mar. Esto allanó el camino para una expansión espectacular de la industria. Después de diezmar las poblaciones locales de ballenas azules y ballenas de aleta, los balleneros centraron su atención en matar ballenas en otras regiones, incluidas Islandia, las Islas Feroe y Escocia, e incluso en lugares tan lejanos como Terranova, el sur de África y la Antártida. A mediados de la década de 1930, los balleneros noruegos dominaban la industria ballenera mundial, matando a más de la mitad de todas las ballenas capturadas y produciendo gran parte del aceite de ballena del mundo.

Finales del siglo XX: en la década de 1970, se capturaban alrededor de 2.000 ballenas minke cada año y gran parte de la carne se vendía a Japón. Como era de esperar, Noruega no estaba dispuesta a perder este lucrativo mercado. En 1986 entró en vigor la prohibición global de la Comisión Ballenera Internacional ('moratoria') sobre la caza comercial de ballenas y Noruega fue uno de los pocos gobiernos en registrar una 'objeción' formal, lo que significa que no está obligada a cumplir. Al principio, las ballenas fueron cazadas bajo el disfraz de "investigación científica", pero en 1993 Noruega reanudó la caza comercial de ballenas, aferrándose a su "objeción" a la moratoria.

Si bien la caza de ballenas en Noruega ha pasado en gran medida desapercibida ante los ojos del mundo, sólo durante la última década, los balleneros noruegos han matado más ballenas que Japón o Islandia, y en tres ocasiones durante ese período, han matado más ballenas que esas dos naciones juntas.

Y la situación va a peor. El año pasado, los balleneros noruegos mataron a 503 ballenas minke, la cifra más alta desde 2016, y este año parecen decididos a realizar una matanza récord. Mientras escribo, los balleneros ya han matado a 467 ballenas y la ley les permite continuar hasta septiembre. Dada la cuota autoasignada a Noruega de 1.278 ballenas, y con diecisiete barcos autorizados para cazar este año, es probable que la cifra, ya de por sí desalentadora, aumente este año.


Foto de Lina Grube

LA CAZA DE BALLENAS ES INHUMANA

No es ningún secreto que la caza de ballenas es inhumana. Un informe de 2018 presentado a la Comisión Ballenera Internacional (CBI, el organismo que regula la caza de ballenas) por las autoridades noruegas reveló que casi una quinta parte de las ballenas a las que se dispara con arpones con granada explosiva sufren hasta 25 minutos antes de morir. ¿Te imaginas estar agonizando durante tanto tiempo?

Tras la decisión del gobierno noruego, el pasado mes de mayo, de relajar las regulaciones que rigen a las tripulaciones balleneras, me preocupa que los estándares de bienestar se erosionen aún más, ya que se ha demostrado que los arponeros sin experiencia hacen que las ballenas agonicen durante más tiempo. El año pasado, cuando muchas empresas cerraron o quebraron, incluidas las empresas noruegas de observación de ballenas, los balleneros noruegos fueron formalmente designados como "trabajadores esenciales". La caza de ballenas noruega es una práctica derrochadora y cruel; los balleneros a menudo extraen solo los mejores cortes de carne del cuerpo de cada ballena, descartando el resto del cadáver.

LAS BALLENAS PREÑADAS, UN OBJETIVO FÁCIL

La mayoría de la gente no sabe que alrededor del 70% de las ballenas muertas son hembras, y muchas de ellas están embarazadas. Los balleneros, crueles e insensibles, son conscientes de que las ballenas preñadas viajan más lentamente y que a menudo se quedan más cerca de la orilla, por lo que presentan un objetivo fácil. Y, por supuesto, una cría de ballena morirá junto con su madre, por lo que esta es una tragedia tanto desde una perspectiva de conservación como desde una perspectiva moral.


Foto de Lina Grube

LOS NORUEGOS NO QUIEREN COMER BALLENAS

Si bien las ventas nacionales de carne de ballena aumentaron el año pasado, una anomalía debido a la pandemia, la tendencia general ha sido a la baja durante algún tiempo. De hecho, una encuesta de 2019 encargada por la WDC y otras ONG reveló que solo el 4% de los noruegos encuestados comen regularmente carne de ballena. Las mujeres y los jóvenes se mostraron particularmente desinteresados: el 75% de los jóvenes de 18 a 29 años dijeron que nunca comían carne de ballena, o que lo habían hecho, pero "hace mucho tiempo".

ENTONCES, ¿POR QUÉ CONTINÚA LA MATANZA?

La respuesta está en un gobierno y un país que, a pesar de ser rico y con visión de futuro, se aferra a una industria caduca. Y como a los noruegos no les gusta la carne de ballena el gobierno ha dedicado décadas y enormes cantidades de dinero de los contribuyentes en subvenciones y ayudas para la industria ballenera. Se han pagado a agencias de marketing para que inventen nuevas estrategias para promover la carne de ballena y presentarla como un alimento de moda para los jóvenes en festivales de música, como comida escolar o como alimento para los sin techo. El excedente de carne de ballena minke se ha utilizado incluso para alimentar a los animales en las granjas de pieles, hasta que la práctica fue prohibida el año pasado. Sí, lo habéis leído bien: hasta hace poco, mataban ballenas minke para alimentar a los visones, ¡que a su vez eran matados por su piel!

La mayoría de la gente considera a las ballenas como una de las criaturas más notables de nuestro planeta. Disfrutamos viéndolas en la naturaleza y reconocemos que no solo tienen un derecho intrínseco a la vida, sino que también tenemos el deber moral de asegurarnos no infligirles dolor o sufrimiento.


Foto de Lina Grube

LAS BALLENAS SON NUESTRAS ALIADAS EN LA BATALLA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Y si se tiene en cuenta el papel fundamental que desempeñan las ballenas en nuestro océano, seguir cazando a estas increíbles criaturas es una locura, además de cruel e innecesario.

Cuando una ballena muere de forma natural, el cadáver se hunde hasta el fondo del océano en lo que se denomina "caída de ballena". Al hacerlo, el animal bloquea de forma segura durante miles de años las muchas toneladas de carbono secuestradas en su cuerpo.

Las ballenas también juegan un papel crucial en el movimiento de nutrientes en el océano, y sus excrementos estimulan el crecimiento de fitoplancton, que absorbe dióxido de carbono y produce hasta la mitad del oxígeno que respiramos; el fitoplancton también es una fuente importante de alimento para pequeños animales marinos y peces, por lo que las ballenas ayudan a mantener poblaciones de peces saludables. Nada en la caza de ballenas es ecológico, nada. ¡Es exactamente lo contrario! Matar ballenas contribuye directamente a la crisis climática.

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO LA WDC?

Este año estamos llevando a cabo dos grandes campañas centradas en Noruega. Me siento realmente alentada por los resultados de la encuesta que demuestran que las mujeres y los jóvenes en particular están dando la espalda a la carne de ballena. Los noruegos son cada vez más conscientes de que generan una imagen negativa a nivel mundial, tanto por los informes sobre el número de hembras preñadas asesinadas, así como por el desperdicio que suponen las cacerías.

En primer lugar, queremos involucrar a los ciudadanos noruegos y obtener su apoyo para promover el mensaje de que si protegemos a las ballenas, nos protegemos a nosotros mismos y salvaguardamos el futuro de nuestro planeta. Nuestra segunda campaña se centrará en dar a conocer el vínculo entre los productos del mar que se venden en su supermercado local y la industria ballenera de Noruega, ya que los pescadores utilizan sus barcos para cazar ballenas durante la temporada de verano.

Si deseas hacer una donación a la WDC para apoyar su trabajo y poner fin a la caza de ballenas, haz clic aquí.


Foto de Lina Grube

SOBRE VANESSA WILLIAMS-GREY

Vanessa Williams-Grey es la responsable de la política de Conservación de Ballenas y Delfines, que trabaja para el proyecto Stop Whaling y la responsable de la observación ballenas

SOBRE WHALE AND DOLPHIN CONSERVATION

WDC, Whale and Dolphin Conservation, es una organización benéfica mundial dedicada a la conservación y protección de ballenas y delfines. Defienden a estas criaturas contra las muchas amenazas a las que se enfrentan, a través de campañas, asesoría a gobiernos, proyectos de conservación, investigaciones de campo y rescate. Su objetivo es lograr un mundo en el que todas las ballenas y delfines estén a salvo y libres.

Post relacionados

País/idioma

Parece que no estás accediendo a orca.com en el país que corresponde. Por favor, indica el país y el idioma en el que quieres navegar.

Newsletter

Regístrate en la newsletter y únete a la comunidad Orca

Ajusta tus preferencias para las comunicaciones en la configuración de tu cuenta

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión