Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Volver

Contaminación acústica en el mar

A menudo, como nadadores, surfistas o freedivers, cuando pensamos en la contaminación del agua pensamos en plásticos, en algo tangible que podemos ver e intentar eliminar. En lo que quizás no pensamos tanto, o incluso de lo que no seamos conscientes, e

Finn van der Aar (@saltwaterstories.me)– Científica marina

A menudo, como nadadores, surfistas o freedivers, cuando pensamos en la contaminación del agua pensamos en plásticos, en algo tangible que podemos ver e intentar eliminar. En lo que quizás no pensamos tanto, o incluso de lo que no seamos conscientes, es la contaminación acústica marina.

Hay muchas formas de sonido natural en el océano, producido por erupciones volcánicas submarinas o terremotos (geofonía) o por todos los asombrosos animales que hay debajo de la superficie: trinos, clics y silbidos (biofonía).

Una de las biólogas marinas más prestigiosas del mundo, Sylvia Earle, describió que la contaminación acústica puede causar una muerte similar a "la muerte por mil cortes".

Los tipos de sonidos humanos (antropogénicos) que generamos en el océano y que son más dañinos para la vida marina provienen de estudios sísmicos (que se realizan como parte de la exploración de petróleo y gas, o de la instalación de parques eólicos), de perforaciones, explosivos y del tráfico marítimo.

EL IMPACTO DEL RUIDO EN EL COMPORTAMIENTO DE LOS MAMÍFEROS MARINOS

Las ballenas barbadas, como las jorobadas y las minke, son más susceptibles al impacto de sonidos sísmicos y de perforación, ya que la frecuencia de estas actividades se superpone a la que se comunican.

Se ha demostrado que las frecuencias utilizadas por el sonar militar (utilizado en actividades de guerra o pruebas) tienen una correlación directa con los varamientos masivos (y, en última instancia, las muertes) de mamíferos marinos en todo el mundo (incluso en 2020 a lo largo de la costa de Europa occidental).

Los altos niveles de ruido de fondo (como las rutas marítimas con mucho tráfico) también tienen un efecto importante en el comportamiento de los mamíferos marinos. En la costa oeste de Canadá, las orcas pasan entre un 18% y un 25% menos de tiempo alimentándose cuando hay altos niveles de ruido de fondo. Un hecho altamente perjudicial para esta población ya menguante.

Mi trabajo es tratar de mitigar el daño que sufren los mamíferos marinos creado por diferentes tipos de sonidos antropogénicos en el océano. Por lo general estos están relacionado con el desarrollo marino, como estudios sísmicos en alta mar para la construcción de parques eólicos o la construcción de muelles. Monitorizo una zona de específica (un área espacial) y como el sonido viaja mucho más rápido en el agua, el tamaño de la zona aumenta con el volumen de la actividad. Vigilo para que el área esté libre de mamíferos marinos y observo el comportamiento de cualquier animal que ingrese a la zona después de que el trabajo haya comenzado. Todos los cetáceos (ballenas y delfines) están protegidos por la Directiva de Hábitats de la UE dentro de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de cada estado miembro de la UE, ¡por eso existen trabajos como el mío!


Fotografías de Alice Ward de Sea Pea Films

FORMAS DE REDUCIR LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

Una de las cosas más tranquilizadoras sobre la contaminación acústica marina (en comparación con otros problemas importantes como la acidificación del océano o los plásticos marinos) es que una vez que el ruido se detiene, la perturbación desaparece: no quedan productos químicos persistentes, ni nada que eliminar o remediar.

En 2017, Canadá se convirtió en el primer país del mundo en crear un incentivo financiero para reducir la contaminación acústica en la industria: el puerto de Vancouver ofrecía tarifas con descuento para barcos más silenciosos. En algunos casos, simplemente reduciendo la velocidad en tan solo 3 nudos, la intensidad del ruido se redujo a la mitad.

A nivel mundial, hay muchas formas de reducir la contaminación acústica marina: el uso de hélices más silenciosas (ya introducidas en los cruceros para el beneficio de los huéspedes), velocidades de barcos más lentas, alteración de rutas de tráfico marítimo (ya establecidas en Noruega) y la obligación de uso de equipo más silencioso para la exploración del fondo marino (ya instalado en Alemania).


Fotografías de Alice Ward de Sea Pea Films

ACERCA DE FINN VAN DER AAR

A Finn le apasiona presentar la investigación ambiental y oceánica de una manera que sea realmente comprensible, permitiéndole tener un mayor impacto en el mundo. Comparte ideas simples y realistas para una vida sostenible en su Instagram @saltwaterstories.me y web.

Post relacionados

País/idioma

Parece que no estás accediendo a orca.com en el país que corresponde. Por favor, indica el país y el idioma en el que quieres navegar.

Newsletter

Regístrate en la newsletter y únete a la comunidad Orca

Ajusta tus preferencias para las comunicaciones en la configuración de tu cuenta

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión