Selecciona tu País

Shop online

Orca Community Blog

El mejor material para nadar en aguas abiertas

Principiantes

12 de Abril, 2021

CÓMO ESCOGER EL MATERIAL PARA NADAR EN AGUAS ABIERTAS

Si nos estamos iniciando en el mundo de la natación en aguas abiertas, es del todo normal que nos asalten dudas y preguntas como ¿qué material debo tener? ¿qué tipo de neopreno debo usar? ¿cuántos milímetros debe tener? ¿necesito accesorios? 

Está claro que no existe una única respuesta para todas estas preguntas, puesto que cada deportista es diferente y tendrá diferentes necesidades dependiendo, sobre todo, de la experiencia y objetivos a la hora de nadar en aguas abiertas. 

Así pues, no necesitará el mismo material un nadador experimentado que lleve años entrenando en el mar y que conozca la zona donde nada que uno que recién se inicia en la disciplina. También habrá diferencias si nadamos en invierno o en verano, si nos planteamos competir en alguna travesía o triatlón, o si nuestro objetivo es simplemente nadar por el mero placer de hacerlo (nuestro favorito). 

LA IMPORTANCIA DE NUESTRA EXPERIENCIA EN AGUAS ABIERTAS A LA HORA DE ESCOGER MATERIAL 

A parte del gorro y de las imprescindibles gafas de natación (con efecto espejo mejor para evitar molestias con el sol) que todos debemos llevar, si tenemos poca o ninguna experiencia en el mar buscaremos, ante todo, seguridad y confort. Como nadadores recién iniciados querremos estar cómodos y sentirnos tranquilos, y lanzarnos al agua con la confianza de que podremos dar nuestras primeras brazadas en el mar sin tener que preocuparnos del frío o de que el nuevo material que llevamos puesto pueda afectar a nuestra natación. Así que un neopreno que tenga alta flexibilidad, una flotabilidad neutra y que además nos aporte el aislamiento térmico adecuado será ideal para iniciarnos en esta nueva aventura de la natación en aguas abiertas. 

Y evidentemente, si hablamos de seguridad, debemos mencionar la visibilidad. Es importante, especialmente si tenemos poco bagaje en la natación en aguas abiertas o si no conocemos la zona donde vamos a nadar, ser bien visibles para los demás mientras estamos en el mar. Llevar elementos como un un gorro de alta visibilidad de neopreno o de silicona dependiendo de la temperatura del agua), una boya o un neopreno con las mangas naranjas nos aportará ese extra de seguridad a nuestras sesiones de entrenamiento y nos evitará más de un susto innecesario con otros nadadores, surfistas o embarcaciones.

La boya, aparte de aportar alta visibilidad, debe ser un elemento siempre presente e imprescindible para cualquier nadador de aguas abiertas. No solo es un accesorio básico de seguridad, sino que nos dota de una flotabilidad añadida en caso de tener que parar para descansar y nos sirve además para llevar nuestros efectos personales de una forma segura, práctica y estanca.

DIFERENTES MATERIALES PARA DIFERENTES OBJETIVOS

Independientemente de cuál sea nuestro grado de experiencia en la natación en aguas abiertas, los materiales y accesorios que necesitaremos variarán según los objetivos que nos marquemos.

Por ejemplo, si nuestra idea es iniciarnos en la natación en aguas frías sin duda debemos tener en cuenta el uso de un neopreno con un aislamiento térmico superior y que evite en la medida de lo posible que nos entre agua fría mientras nadamos. En este caso también tenemos que considerar el uso de accesorios de neopreno como gorro o un hood, botas o guantes que nos proporcionen la máxima retención de calor corporal para aguantar durante más tiempo los entrenamientos a bajas temperaturas.

Si por el contrario nuestro objetivo es nadar en aguas más cálidas, pero manteniendo siempre la flotabilidad y un gran grado de libertad de movimientos, buscaremos por ejemplo un neopreno sin mangas  o valoraremos la opción de uno de dos piezas que podremos ir alternando según la situación.

En el caso de querer competir, por ejemplo, tampoco tendremos las mismas necesidades si nuestro objetivo es un triatlón o si nos preparamos para una travesía de larga distancia. En el caso de un triatlón, por ejemplo, no solo nos centraremos en flexibilidad y la flotabilidad (según nuestro nivel) sino que también buscaremos un neopreno que sea especialmente fácil de poner y quitar y que nos permita realizar transiciones lo más rápidas posible. En cambio, si nos estamos preparando para una travesía que nos tendrá muchas horas en el agua tendremos que volver a buscar un buen aislamiento térmico para que el frío no haga mella.

Sin duda son muchas las variantes a tener en cuenta y muchas las opciones de las que disponemos, pero solo nosotros sabemos qué es lo que más nos conviene a la hora de elegir el material para nadar en aguas abiertas. Así pues, como hemos indicado debemos considerar nuestra experiencia y nuestros objetivos y a partir de aquí hacer la selección que más se ajuste a nuestras necesidades y al uso que le vayamos dar a dicho material.