Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Volver

Consejos para nadar en aguas en abiertas

Aprende junto con Isabel Del Barrio, triatleta y entrenadora personal, diferentes consejos para conocer más la natación en aguas abiertas y lanzarte al agua.

Temporada estival y este año más que nunca, las ganas de practicar deportes al aire libre son infinitas. Nadar en aguas abiertas, sobre todo en el mar, se puede convertir en una de las actividades más gratificantes en estos momentos.

Seas triatleta o no, si te gusta el deporte al aire libre, te invito a que aproveches este otoño para practicar el nado en aguas abiertas. Lo importante es hacerlo con seguridad, de modo que no te pierdas los consejos para nadar en aguas abiertas.

Al margen de las competiciones de triatlón, que este año se han visto prácticamente anuladas, creo que la natación puede convertirse en uno de nuestros aliados este otoño para mantenernos en forma y disfrutar del entorno. Toma nota de estos consejos para nadar en aguas abiertas, y mis materiales imprescindibles, que encontrarás al final del artículo.

La libertad de nadar en mar abierto, es una sensación maravillosa.

Cuando escuchamos el término “aguas abiertas”, es probable que nuestra cabeza evoque imágenes de mar abierto. Sin embargo, también hacemos referencias a otros lugares en donde tenemos grandes masas de agua como embalses o lagos.

 

DIFICULTADES MÁS COMUNES A LA HORA DE ENFRENTARNOS A LA NATACIÓN EN AGUAS ABIERTAS

En el caso de los triatletas, acostumbrados a entrenar la mayor parte del tiempo en piscina, el segmento de natación puede provocar ciertos temores y tensiones por desconocer el comportamiento de un medio no natural, además de ser un medio cambiante. En la piscina no hay corrientes, hay visibilidad del fondo, entre otras cosas. 

Esos mismos temores, solemos tenernos las primeras veces que nos metemos a nadar en un lago, embalse o mar. El miedo a lo desconocido.

ANTES DE METERNOS AL AGUA

Lo primero que debemos hacer es analizar las condiciones climatológicas y el estado del agua: si hay mareas, si está revuelta, la existencia de corrientes, temperatura del agua y temperatura exterior…

En las zonas donde se practica Surf, es fácil encontrar las Tablas de Mareas y saber cuándo hay Pleamar y Bajamar, y de esa manera tener en cuenta cuándo vas a meterte al agua, evitando los movimientos y corrientes que hay en estos casos. 

Si no sabemos interpretar el mar, o la existencia de corrientes (cosa que a veces se ve por el color del agua), lo mejor es preguntar a los socorristas de las zonas de baño.

Cuanto mejor estudiemos las condiciones y el lugar, menores riesgos correremos. 

Una vez tenemos estos puntos claros, pasaríamos a establecer puntos de referencia para cuando estemos dentro del agua.

En muchísimas ocasiones, no somos conscientes de la fuerza de las corrientes y cuando nos queremos dar cuenta, estamos muy alejados de la zona establecida, de la costa y puede resultar complicado situarte dentro del agua.

Por ello, localiza estructuras claras y grandes que sean visibles dentro del agua y fíjalas como tus puntos de referencia y localización. Esto te ayudará a mantener tu zona de nado controlada.

Así mismo, localiza estructuras dentro del agua. Lo más seguro son las Boyas que delimitan las zonas, y pueden servirte de guía en tu trayectoria de nado. Estudia también la salida y entrada del agua. Toma referencias para saber por dónde salir y no encontrarte sorpresas de zonas en las que por el estado accidentado del fondo o situaciones peligrosas (cortes, erizos de mar, piedras resbaladizas, zonas de vegetación en embalses y ríos, etc) pongan en riesgo tu integridad física.

Además, en función de la temperatura del agua y el tiempo que vayamos a permanecer en ella, es recomendable el uso del neopreno para evitar situaciones de hipotermia.

MATERIALES DE SEGURIDAD

No olvidemos que, si somos vistos, nos podrán atender en caso necesario, y a su vez, para embarcaciones grandes, surfistas, etc… también seremos vistos.

Ver y ser vistos es una de las consideraciones más importantes cuantos se trata del nado en aguas abiertas; ya sea en un embalse, lago, en una cala o en mar abierto.

Por lo general, en el agua apenas se nos ve, por eso, es necesario que el material adicional que llevemos sea de un color llamativo, o tenga algo que nonos permita ser vistos.

Los neoprenos de triatlón, en su mayoría son de color muy oscuro y complementarlo con otros accesorios es más que recomendable. El objetivo en este caso es que nos ayuden a mejorar la flotabilidad en el agua, mantener una correcta temperatura corporal y facilitarnos el nado.

Los neoprenos de nado en aguas abiertas cuentan con detalles de colores flúor que facilitan el que seamos vistos.

Por otro lado, siempre es recomendable utilizar un gorro de natación (para nadar más cómodo y proteger también tus oídos), que debemos procurar siempre que sea de un color visible. 

Por último, las gafas. A menos que las condiciones climatológicas sean de un día nublado (y necesitemos unas gafas con cristal claro), para el ando en aguas abiertas, es recomendable llevar siempre gafas con efecto espejo. 

Y el accesorio por excelencia que todo nadador de aguas abiertas, la boya de seguridad. 

Como su nombre indica, es una boya que nos va a dotar de seguridad en caso necesario, y además, sus colores nos harán visibles desde grandes distancias.

Este accesorio, posee un espacio estanco que no permite la entrada de agua, para poder meter nuestros artículos más importantes (por ejemplo, carné de identidad, llaves del coche o algún gel energético). Se infla fácilmente y una vez acabas tu sesión se desinfla y apenas ocupa espacio para almacenarlo con el resto de tus cosas.

Para colocarse la boya correctamente, deberemos ajustar su cinturón a nuestra cintura. La longitud de la cuerda es amplia, pero lo mejor es que una vez estás en el agua, la boya quede a la altura de las caderas- glúteos para que no sea molesta a la batida de pies.

En la mayoría de las travesías, este completo se ha hecho obligatorio para los participantes.

We believe that you are in United States.

Quieres cambiar a tu región?

You are currently on the Spain website. We recommend you choose your country so you can complete an online purchase.



You can also consult the other countries and languages. See all.

Selecciona tu ubicación

america
europa
Austria
Austria
Denmark
Denmark
Deutschland
Deutschland
España
España
France
France
Ireland
Ireland
Italia
Italia
Nederland
Nederland
Portugal
Portugal
Sweden
Sweden
United Kingdom
United Kingdom
Otros países
Internacional
Internacional
Sin tienda online

Newsletter

Regístrate en la newsletter y únete a la comunidad Orca

Ajusta tus preferencias para las comunicaciones en la configuración de tu cuenta

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión

Inicia sesión

¿Has olvidado tu contraseña?

Recuperar contraseña

Introduce tu dirección de correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para restaurar tu contraseña.

Encuentra tu talla

Te ayudamos a encontrar la talla de un neopreno ORCA. Rellena la siguiente información.

Pecho
Altura
Peso
Pecho
Altura
Peso

Cómo medirte tu mismo

Se recomienda tomar las medidas sin ropa.

Toma la cinta métrica y colócala en la parte más ancha del pecho.

Sitúa el inicio de la cinta métrica y rodea tu pecho, manteniendo la cinta recta, hasta encontrar el punto inicial.

Consigue un libro, un espejo de mano y un lápiz.

Quítate el calzado y cualquier accesorio que lleves en la cabeza.

Busca una superficie totalmente plana que tenga una pared lisa detrás.

Ponte de pie frente a la pared, con los pies juntos.

Pon el libro en la cabeza y presiona contra la pared. Guíate con el espejo para comprobar que está en posición horizontal y bien centrada. Marca con un lápiz en la pared la posición de la parte superior de la cabeza.

Una vez hecha la marca, sal de esa posición y coge una cinta métrica. Con ella debes medir la distancia del suelo a la marca que hiciste con el lápiz.

Súbete a la báscula, sin ropa ni accesorios y anota la información.

Encuentra tu talla