Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Beneficios para miembros de Orca
Devolución de 14 días
Entrega gratuita en pedidos superiores a 50€
Volver

Cómo equiparnos para nadar en aguas frías

Nuestro deseo de explorar y vivir nuevas aventuras en el océano se mantiene intacto durante todo el año, por lo que el descenso de las temperaturas no debe suponer un impedimento para seguir disfrutando de la natación en aguas abiertas también durante

Nuestro deseo de explorar y vivir nuevas aventuras en el océano se mantiene intacto durante todo el año, por lo que el descenso de las temperaturas no debe suponer un impedimento para seguir disfrutando de la natación en aguas abiertas también durante los meses de invierno. De hecho, nadar en aguas frías puede ofrecernos nuevas experiencias, nuevas sensaciones y una nueva perspectiva de nuestro deporte.

Esto no quiere decir que debamos lanzarnos al mar sin estar preparados. Es importante contar con el material adecuado para poder disfrutar de las bajas temperaturas de una forma cómoda y segura.

Esta es la lista que debemos repasar y tener en cuenta antes de empezar a dar las primeras brazadas en aguas más frías de lo habitual.

NEOPRENO

Contar con un neopreno que nos ofrezca el mejor aislamiento térmico será fundamental para poder disfrutar durante más tiempo de nuestras sesiones invernales en aguas abiertas.

El Open Water RS1 Thermal por ejemplo, cuenta con hasta 5 mm de grosor en la zona del tronco y un forro interior desarrollado especialmente para retener el máximo de calor mientras nadamos. Además, dispone de una segunda capa de neopreno “Batwing” que proporciona un mayor aislamiento en la zona de la cremallera y el cuello. Esta tecnología evita que el agua que se filtra entre en contacto directo con el cuerpo, y mantiene una capa de agua caliente en el interior. Sin duda se trata del neopreno perfecto para poder nadar con comodidad y confort durante los meses más fríos del año.

Pero en el caso de querer contar además con una protección extra, siempre podemos usar el Wetsuit Base Layer, una camiseta interior de neopreno de 1,3 mm que nos proporcionará un punto más de calidez sin comprometer nuestros movimientos. 

GORRO

La cabeza es la parte del cuerpo por la que perdemos más calor, por lo que protegerla con un buen gorro de neopreno será muy necesario en nuestras salidas de natación en aguas frías.
En este caso disponemos de varias opciones. Por una parte, tenemos el Thermal Neoprene Hood que nos proporcionará el máximo aislamiento térmico, tanto en la cabeza como en la zona del cuello. Mientras que el The High Vis Neoprene Swim Cap no solo nos protege del frío gracias a sus 2,5 mm de grosor, sino que también nos permitirá hacernos más visibles debido a sus colores de alta visibilidad.

PROTECCIÓN PARA MANOS Y PIES

En caso de frío extremo, los Open Water Swim Gloves para las manos, y los Hydro Booties or Swim Socks para los pies, protegerán nuestras extremidades sin limitar nuestra brazada y nuestra patada. Se tratan de accesorios de gran comodidad que nos proporcionarán un buen aislamiento térmico para poder nadar durante más tiempo en aguas a baja temperatura. 

GETTING OUT OF THE WATER

Tal y como apuntaba nuestra colaboradora Laura Owen en este otro artículo, cuando nadamos en aguas frías no solo hemos de tener en cuenta la entrada al agua, sino también la salida. Los expertos apuntan que una vez fuera del agua nuestro cuerpo se continúa enfriando durante aproximadamente 20-30 minutos, por lo que calentarnos inmediatamente después de nadar es vital. Contar con una toalla grande o incluso un poncho puede ayudarnos a secarnos más rápidamente y a recuperar antes nuestra temperatura corporal. 

Una vez secos, es importante vestirnos lo antes posible con ropa abrigada, incluidos guantes y calcetines gruesos, así como tomar una bebida caliente. Por último, aunque no por ello menos importante, recomendamos mirar al mar, recordar lo que acabamos de hacer, respirar hondo y disfrutar de la increíble sensación de satisfacción que nos proporciona nadar en aguas abiertas. 

 

We believe that you are in United States.

Quieres cambiar a tu región?

You are currently on the Spain website. We recommend you choose your country so you can complete an online purchase.



You can also consult the other countries and languages. See all.

Selecciona tu ubicación

america
europa
Austria
Austria
Denmark
Denmark
Deutschland
Deutschland
España
España
France
France
Ireland
Ireland
Italia
Italia
Nederland
Nederland
Portugal
Portugal
Sweden
Sweden
United Kingdom
United Kingdom
Otros países
Internacional
Internacional
Sin tienda online

Newsletter

Regístrate en la newsletter y únete a la comunidad Orca

Ajusta tus preferencias para las comunicaciones en la configuración de tu cuenta

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión

Inicia sesión

¿Has olvidado tu contraseña?

Recuperar contraseña

Introduce tu dirección de correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para restaurar tu contraseña.

Encuentra tu talla

Te ayudamos a encontrar la talla de un neopreno ORCA. Rellena la siguiente información.

Pecho
Altura
Peso
Pecho
Altura
Peso

Cómo medirte tu mismo

Se recomienda tomar las medidas sin ropa.

Toma la cinta métrica y colócala en la parte más ancha del pecho.

Sitúa el inicio de la cinta métrica y rodea tu pecho, manteniendo la cinta recta, hasta encontrar el punto inicial.

Consigue un libro, un espejo de mano y un lápiz.

Quítate el calzado y cualquier accesorio que lleves en la cabeza.

Busca una superficie totalmente plana que tenga una pared lisa detrás.

Ponte de pie frente a la pared, con los pies juntos.

Pon el libro en la cabeza y presiona contra la pared. Guíate con el espejo para comprobar que está en posición horizontal y bien centrada. Marca con un lápiz en la pared la posición de la parte superior de la cabeza.

Una vez hecha la marca, sal de esa posición y coge una cinta métrica. Con ella debes medir la distancia del suelo a la marca que hiciste con el lápiz.

Súbete a la báscula, sin ropa ni accesorios y anota la información.

Encuentra tu talla