Selecciona tu País

Shop online

Orca Community Blog

Swimrun

11 de Octubre, 2018

SWIMRUN SERIES| Competición | Cómo prepararte para la carrera el día antes

El swimrun es un deporte del que nunca te cansarás por su punto de aventura, y por ello, quizá empieces a competir, por ello hoy venimos a hablar de la aspectos esenciales de la competición.

Por ello, la preparación antes de una carrera puede resultar algo estresante, sobre todo si estamos fuera de casa y la carrera se celebra en un entorno al que no estamos familiarizados.

Una de las claves principales para estar tranquilos y tener los nervios bajo control será establecer ciertas rutinas que nos permitan asegurarnos de que todo aquello que está en nuestras manos lo tenemos bajo control.

Evidentemente hay cosas que no podremos controlar ya que estarán fuera del alcance de nuestra mano, pero saber que hemos hecho todo aquello que podemos hacer nos ayudará a conciliar el sueño y a descansar la noche antes del gran día y nos permitirá concentrarnos únicamente en los aspectos deportivos del evento.

 

TIP 1 | Organiza todo lo que necesitarás el día anterior

Tal y como comentamos en otros vídeos de tips donde hacemos un repaso de las técnicas de preparación para un swimrun , es muy importante que hayamos entrenado con el equipamiento que llevaremos el día de la prueba antes de la carrera.

Una carrera, sobre todo si es importante, no es el mejor momento para estrenar equipamiento con el que no estemos familiarizados al 100%, ni tampoco para innovar con soluciones con las que no hayamos practicado anteriormente.

Asumiendo que ya estamos familiarizados con todo el material, algo que nos ayudará a tener la situación bajo control es el revisar todo lo que necesitaremos al día siguiente.

Para ello, es conveniente sacar del equipaje todos los elementos (neopreno, zapatillas, etc.) y ponerlos en el suelo o sobre cualquier superficie para poder visualizarlo todo junto.

Nos ayudará revisar el orden el que iremos necesitando el equipamiento (pensar en cómo nos vestiremos por ejemplo) y asegurarnos que tenemos todo con nosotros.

Posteriormente, meteremos de nuevo todo lo necesario dentro de la mochila que llevaremos con nosotros en orden inverso al que lo iremos necesitando para que así al día siguiente tengamos en la parte superior de nuestra mochila lo que necesitaremos en primer lugar.

Evita llevar contigo cosas que sabes que no necesitarás. Ahorrarán espacio físico y mental y te permitirán concentrarte en lo realmente importante.

 

TIP 2 | Vigila tu alimentación

Si ya de por sí es importante seguir una rutina en los momentos previos a la carrera ya que nos ayudará a calmar nuestros nervios, si hablamos de alimentación esto se puede convertir en un aspecto realmente crítico y que puede hacer que la carrera se convierta en un verdadero infierno si nuestro estómago no se encuentra en las condiciones adecuadas.

Para ello, es importante que nos conozcamos bien a nosotros mismos y que evitemos a toda costa aquellos alimentos que sabemos que nos pueden perjudicar, teniendo en cuenta tanto lo que comemos el día anterior a la prueba como el desayuno que tomaremos el gran día.

Es conveniente evitar toda aquella que pueda dañar tu estómago o que pueda tener efectos laxantes, tales como demasiada fruta y verdura, cereales o comida excesivamente rica en fibra o comida poco sana y rica en grasa que pueda provocar sensaciones indeseables. Bebidas excitantes como el café tampoco son lo más adecuado ya que además de afectar a tus nervios pueden hacerlo a tu estómago y jugarte una mala pasada.

Asimismo, es interesante practicar con los alimentos que tengas pensado tomar el día de la prueba para asegurarte de que te sienta bien al estómago. Si puedes, entérate de qué marca de nutrición habrá disponible en los puntos de avituallamiento de la carrera y si no has podido practicar con ella o no estás seguro de que te siente muy bien, intenta llevar tu propia nutrición, ya que te evitará sustos de último momento.

 

TIP 3 | Haz un reconocimiento previo e intenta ir con tiempo suficiente.

Las prisas nunca son buenas compañeras de fatigas y si estamos en un entorno desconocido, menos aún.

Si te es posible, la víspera del evento haz un reconocimiento del terreno (la recogida de dorsales puede ser un buen momento para ello si es que esta sucede cerca de donde se celebrará la carrera) e intenta repasar mentalmente los pasos que tendrás que seguir al día siguiente para dejar lo menos posible al azar.

Pregúntate cómo llegarás hasta el recinto donde se celebra la carrera, si hay algún transporte público organizado por la prueba o si por el contrario tendrás que conducir hasta el recinto del evento, y si es así dónde podrás aparcar el coche. Si por el contrario puedes acudir caminando o en otro tipo de transporte, asegúrate de cuánto tiempo necesitarás para llegar hasta allí y añade algún minuto extra por si surge algún imprevisto de último momento.

Entérate bien de dónde podrás vestirte y dónde tendrás que dejar tus cosas. Si puedes “fichar” los baños no estará de más para que puedas acudir rápidamente si tienes alguna urgencia indeseada. Por último, calcula bien el tiempo que necesitarás hasta llegar a la salida y añade algo de tiempo para poder llevar a cabo tus rutinas de entrenamiento.

Algo tan sencillo como hacer un repaso de todas estas cosas puede ayudarte a tranquilizar los nervios ya que antes de ir a dormir podrás visualizarte el día del evento haciendo eso mismo y sabrás que tienes todos lo que está en tu mano bajo tu control.

 

En el siguiente vídeo podrás ver cómo nuestros swimrunners nos cuentan su experiencia en ésto. ¡No olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube si quieres saber más y síguenos en nuestras redes para enterarte de las últimas novedades de Orca!